Academia de Inglés en Madrid, Academia de Francés en Madrid Academia de Alemán en Madrid, Academia en Madrid El fin del paternalismo para aprender los idiomas - ACADEMIA @FORMATE | ACADEMIA @FORMATE


GENERAL aprender idiomas, hablar idiomas, cursos de idiomas

Published on January 5th, 2014 | by academiaenmadrid.es

0

El fin del paternalismo para aprender los idiomas

En España, no hablamos idiomas, nos cuesta mucho aprender idiomas. “Hablar Inglés es Imposible”. Seguro que todo esto os suena de algo.

DE MUZZY A VAUGHAN, EL FIN DEL PATERNALISMO CON LOS IDIOMAS

Es habitual que, cada cierto tiempo, un estudio nos saque los colores a los españoles poniéndonos a la cola de Europa en el dominio de otro idioma. Uno de la propia UE aseveraba el año pasado que apenas un 22% de los adolescentes españoles se maneja con soltura en inglés, a pesar de que más del 50% reconocen dar clases de idiomas fuera del horario escolar. Pero por una vez no vamos a ponernos catastrofistas y vamos a coger este dato con cierto optimismo. Al fin y al cabo, aprender un idioma hoy en día no es como antes, y ese 22% puede ser la punta de un iceberg de prósperos anglohablantes… si ponen de su parte.

Es pronto para esperar que nuestros estudiantes salgan hablando idiomas del instituto como si tal cosa cuando hasta ahora el sistema educativo había adoptado una posición paternalista con el tema, haciendo la vista gorda con esta materia y procastinando la implantación de una red de colegios e institutos bilingües.

Así las cosas, durante décadas nuestro primer contacto con una lengua que no fuera la nuestra se limitaba a tomar apuntes y superar un mero examen de gramática.

¿Speaking? ¿Listening?… esas primeras entrevistas de trabajo en la España ya globalizada de los años ‘80 empezaba a descubrirnos que había algo más que grammar y writting en esto de los idiomas y que dominarlo significa entenderlo.

Hoy en día poner en un currículo que hablamos inglés resulta tan obsoleto como poner que sabemos mecanografía. Se da por hecho, oiga. Los españoles, que somos muy bravos, enseguida decimos que hablamos inglés, pero apenas dos de cada diez personas lo hablan con fluidez en una conversación. Sólo las que haya coqueteado con el idioma de una manera no pasiva, saldrá airoso de la pregunta trampa que nos harán, seguro, en plena entrevista de trabajo.

Son, seguramente, los niños que se plantaban delante de la televisión, cuando sólo había dos canales, para ver los programas de Muzzy. Pero incluso aquel ejercicio didáctico por empezar a popularizar el inglés en un momento en que España, decían, se quería abrir a la Unión Europea desprendía cierto halo paternalista en un esfuerzo por dejar  atrás la imagen de Paco Martínez Soria chapurreando inglés para ligar con las esbeltas turistas que visitaban nuestras playas.

Academias de idiomas en la actualidad

Incluso las academias de idiomas que, en ese momento, empezaron a proliferar en España recurrían a los capítulos del lacónico extraterrestre verde para amenizar sus clases; a eso y a otros trucos domésticos para mejorar nuestra pronunciación. La propia periodista Maruja Torres recordaba en un reciente artículo en El País, su experiencia en una academia de Barcelona allá por los ’60 como la profesora se ponía un folio entre los labios con este fin. ¡Qué tierna imagen del españolito con babero poniéndose perdido mientras aprende otro idioma!

Y es que aunque la primera Escuela Oficial de Idiomas en España se remonta nada menos que a 1911 y pese a que desde entonces no han dejado de surgir cursos de alemán (en cuanto Hitler empezó a armar ruido en los años ‘30), de chino (en cuanto el mercado asiático empezó armar ruido en los ‘60) y de francés, por supuesto,… pese a que también había películas y novelas en versión original circulando por nuestro país, pese a la gran cantidad de turistas que llegaban de toda Europa… pese a todo esto los españoles nunca pusimos de nuestra parte. Hasta que llegó la hora de quitarse el babero y montar en bicicleta sin ruedines.

En plena apertura económica y cultural de los setenta y ochenta, el español, que es muy bravo, empieza a viajar más, se lanza a trabajar en el extranjero sin hablar el idioma, y cuando vuelve asume puestos de relevancia en empresas cada vez más internacionalizadas.

Profesionalizacion de las academias

Mientras tanto las academias se profesionalizan, aparecen métodos de inglés concretos y se busca incluso profesores nativos que dinamicen la conversación sin necesidad de trucos domésticos o dibujitos paternalistas. Expertos, como Richard Vaughan, implantan cursos específicos, como su “Inglés en mil palabras” llegando incluso lanzar con el tiempo su propio programa de radio y televisión con contenidos nada pueriles.

El español se emancipa poco a poco de su propia inseguridad, las empresas buscan cursos de idiomas para sectores concretos como los negocios, la medicina, la política, etc… y nuestra cultura cambia.

No, no podemos pretender que nuestros estudiantes salgan hablando inglés cuando terminan el instituto. Primero había que cambiar la propia cultura española antes que la clase de “inglés”. Como tampoco podemos protestar porque no haya más películas en versión original en los cines. Pero sí podemos hacer un esfuerzo y ponernos la película con subtítulos en casa, perder el miedo a viajar más, estudiar otro idioma en alguna academia y empaparnos de otras culturas.

Gracias Muzzy, por todo lo que hiciste… pero tú comías relojes y nosotros venimos a comernos el mundo.

Visita nuestra Escuela de inglés

 

 


Te puede interesar….

Tags: , , , , ,


About the Author

"En la academia en Madrid @Formate orientamos a nuestros alumnos a través de la cercanía, la innovación y la calidad." "Where Students come first" www.academia-formate.es 91.519.46.91



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top ↑